2. La herida del abandono

Ayer tocó la herida del rechazo hoy toca la del abandono. Nuevamente vamos a ver el origen de esta herida, como opera y como la podemos detectar.

Si eres una persona que ante problemáticas en las relaciones tiene miedo de ser abandonada mira con atención la lección del día de hoy.

Al igual que ayer y como en las próximas lecciones hoy te presentaré varios ejemplos para ilustrar mejor los conceptos vertidos. También te daré consejos para que puedas trabajar esta herida si te aqueja.

Suscribete aquí para ver este y todos los cursos. Comienza ahora, cambia tu realidad.

¿Te has sentido identificada con alguno de los ejemplos? Si es así ahora tienes herramientas para manejar mejor las consecuencias de esta herida.

Pero como te comenté ayer no necesariamente es una herida que tú tengas, puede que la tenga tu pareja. Conocerla y entenderla también ayudará en tu relación aunque sea el otro quien es condicionado por estas heridas.

¿Has visto como en solo dos lecciones ya has ganado muchísimas herramientas para mejorar la relación con tu compañero? Y esto recién está comenzando.

Ya te habrás dado cuenta, generalmente nos afectan varias heridas emocional. Es por eso que puedes sentirte identificada con varias (a menor o mayor grado) como te comenté en la primer lección.

Al conocerlas todas te conocerás mejor a ti misma y contribuirá de manera positiva en tu lecho de amor.

Esta ha sido la lección del abandono. Mañana continuaremos con la herida de la humillación.

X

Acceder