COMO CONTROLAR LOS CELOS

Luego de haber analizado el perfil del celoso y de entender que son los celos enfermizos si te has identificado con algunas de las dos partes te daré algunos consejos prácticos para superar los celos si deseas mantener tu relación de pareja.

Me gustaría aclarar antes de que leas en artículo que todos los consejos y técnicas que te presento se basan en psicología. Por si no me conoces me llamo Lilian Bintancurt y soy psicóloga hace mas de 20 años.

que hacer SI TU ERES EL CELOSO (o la celosa)

  • Cuando sientas celos comienza a comunicar a tu pareja que conductas son las que producen tu inseguridad y lo que estás sintiendo.
  • También debes comunicarle tus pensamientos y qué los provoca.
  • Trata de mantener una buena comunicación sin presionar a tu pareja. Reflexiona si no estás equivocado.
  • No puedes estar controlando a tu pareja. Date cuenta que no es un objeto de tu propiedad, lo único que conseguirás con tus celos es perderla definitivamente.
  • Valora a tu pareja como una persona con derechos.
  • Cuando te carcoman los celos anota lo que piensas en un papel y reflexiona sobre ello.
  • Sientes que solo no puedes consulta a un psicólogo que te ayude.
  • Cuando hay algún motivo real para celar háblalo con tu pareja. Juntos evalúen cual es la mejor solución para la relación.

que hacer SI TU PAREJA ES el CELOSo (o la celosa)

  • Identifica cual es la verdadera causa por la cual mantienes tu relación. Luego de que te encuentres seguro/a que deseas seguir la relación continúa leyendo.
  • Comienza a poner limites cuando tu pareja muestre desconfianza.
  • Comienza a valorarte a ti misma/o. Si no lo haces tú menos lo hará tu pareja.
  • Procura establecer cambios en la comunicación.

1 – HAZ RESPETAR TUS ESPACIOS

Si tu pareja busca siempre satisfacer sus necesidades e imponer su voluntad sin tener en cuenta lo que tú sientes o necesitas. Es un comportamiento que usamos a menudo en nuestra infancia pero no es normal que persista a lo largo de la vida.
Cuando eres receptor de esta forma de vincularte puedes tener serios problemas de autoestima y en tu desesperación por mantener la armonía con tu pareja adoptas un rol pasivo accediendo a las demandas de tu pareja sin tomar en cuenta sus deseos y necesidades.

Dos actitudes de los CELOSOS

  1.  Amenaza
  2.  Victimización

1. Amenaza con el abandono.

Con la pérdida del amor, quizás beneficios materiales, genera en la pareja miedo, vergüenza o sentimiento de culpa por no atender las demandas del celoso. Cuando esta conducta se repite se transforma en una forma de vincularse que se empieza a considerar normal.

Pero dado que no es una situación normal ya que una de las partes es oprimida la pareja del celoso comienza a sentirse mal y a experimentar molestias ya sea en su estado de ánimo como molestias corporales.

Es probable que el celoso nunca cambie su actitud, ya que tiene sus propios problemas que le han llevado a esa forma de relacionarse. Lo importante es como enfrentar esa situación? Y porque ha permitido que se genere ese tipo de relación?

Eso requiere de un análisis profundo de sus formas anteriores de relacionarse, quizás ud padezca de algún grado de dependencia emocional, que le ha llevado a tolerar ese tipo de relación a cambio de una dosis de amor, seguridad económica, afecto o protección.

Analice que es en realidad lo que le lleva a permanecer con su pareja ¿es amor? O que tipo de necesidades son las que ud logra satisfacer en esa relación.

Evalúe los costos y beneficios que tiene en su relación. Cuando los beneficios son mayores a la actitud celosa, trabaje sobre los celos para revertir esa situación.

Si los costos son mayores, ya que se siente privado de libertad, no se siente respetado en sus espacios y siente que la relación ya no es la misma que al principio, comience a replantearse la posibilidad de poner fin a la relación. Lo primero a responder es ¿estamos conformes con nuestro estilo de vida?

Podemos seguir cediendo espacios? En algún momento nos vamos a ver obligados a poner un límite a esta situación

2. Victimización.

Distinta es la situación en que el celoso se victimiza buscando culpabilizar a su pareja de lo
mal que se está sintiendo.
Es importante no asumir responsabilidades que no nos corresponden. Si su pareja asume
esa postura comience hablando lo más sinceramente posible y no asuma culpas que no le
correspondan.

2 – COMIENZA A REALIZAR CAMBIOS EN LA COMUNICACIÓN

Luego de este breve recorrido por estas páginas creo que ya has tomado la decisión de poner un limite a la situación que estas atravesando. Para ello es importante que comiences a replantear la forma en que te comunicas con tu pareja.

Cuando tu pareja celosa duda de ti, comienza por evaluar tus sentimientos que pueden ir desde la ira, enojo, gritos, o mantener una actitud mas pasiva quedándote callado/a. Si esta forma de comunicarte no te ha dado resultado, busca nuevas estrategias.
Es necesario no responder agresivamente. Generalmente respondemos a una agresión verbal con otra agresión , lo que no nos conduce a ninguna forma de intercambio productivo solo produce malestar e incomunicación. Lo unico que podemos cambiar ahora es nuestra actitud en la búsqueda de un cambio en el otro. Pero si esta ha sido la forma de comunicarse es difícil que esta cambie de un día para el otro. Frente a esta situación pregúntate que estás sintiendo?

Quizás no te has puesto en contacto con tus sentimientos o lo has hecho y no lo has comunicado. A menudo estas experiencias que no comunicas solo producen resentimiento que no conduce a ninguna parte.

Como realizar los cambios de comunicación.

Comienza por comunicar lo que estás sintiendo en ese momento a tu pareja y que trate de
comprenderlo. Nuestros sentimientos se encuentran relacionados a nuestras necesidades ¿qué necesitas tu para estar bien? Si tu respuesta es recuperar tus espacios, sentirte respetado/a, fue tu pareja confíe en ti y deje de manifestar una actitud celosa, díselo.

Repítelo de todas las formas que sean posibles, no siempre queda claro en el otro lo que queremos transmitir. Si tu pareja te ha celado por largo período de tiempo y te has mantenido en dicha situación sin decir nada por alguno de los motivos que citamos anteriormente, explícale cuales son tus necesidades actuales, que la situación se ha agravado a través del tiempo y no estás dispuesta/o a seguir viviendo dicha situación, que no te estás sintiendo respetado/a ni valorado/a como ser humano.

Quizás tu pareja no pueda procesar de inmediato este cambio que estás teniendo, retoma la comunicación todas las veces que sean necesarias hasta que lo comprenda. Aun en momentos de armonía, quizás estos son los mejores momentos para mantener un diálogo abierto donde realmente pueda darse el intercambio.

No todo está perdido, en parte, esa forma de relacionarse a sido instaurada por ambos, si tu cambias y planteas las reglas de juego, también producirá un cambio en tu pareja.

3 – OBSTACULOS EN LA COMUNICACIÓN DE PAREJA: LOS CELOS

Cuando el motivo de confrontaciones y disputas son los celos, y has puesto en práctica las estrategias de comunicación que planteamos anteriormente sin obtener mayores resultados puede estar ocurriendo dos cosas.

  1. Que tu pareja por sus características personales esté sufriendo un trastorno que denominamos celotipia.
  2. Que las formas de comunicación sigan siendo inadecuadas y requieran nuevos pactos.

No nos vamos a detener en el primer punto ahora ya que lo desarrollaremos más adelante. Con respecto al segundo punto, si aún no han podido llegar a una acuerdo y los celos siguen siendo motivos de conflictos con tu pareja es hora de negociar.

Primero tienes que tener claro si tienes voluntad para hacerlo, si crees que es una forma de
salvar la relación. Muy a menudo la persona celada siente fracaso y frustración acompañado de ciertos sentimientos negativos como odios y resentimientos, mientras el celoso permanece insensible a las demandas de su pareja. Por ello es importante evaluar primero hasta donde nuestros sentimientos positivos hacia nuestra pareja prevalecen en relación a los negativos para poder llevar adelante una comunicación fluida que busque lograr ciertos acuerdos que posibiliten una reacomodación positiva de la relación de pareja.

La negociación.

Generalmente la negociación es planteada por el integrante de la pareja que es víctima de la constante desconfianza del otro y no tolera más dicha situación. La negociación es un mecanismo que utilizamos a menudo en distintas áreas de nuestra vida, en este caso con nuestra pareja, necesitamos negociar para encontrar soluciones para ambas partes, puede haber discusiones, lo cual no es malo siempre y cuando no se pierda el respeto por el otro.

Para ello es necesario tener claro que no cederemos más nuestros espacios y hacérselo saber al otro. Debemos mantenernos firmes al expresar nuestros deseos y necesidades. Sin embargo hemos de ser tolerantes y comprensivos a lo que pueda satisfacer a nuestra pareja. Esa es la mejor forma de llegar a un acuerdo.

Algunas reglas para lograr acuerdos:

  • No realizar reproches, no son útiles, proyectarse básicamente al futuro
  • Conocer bien lo que vamos a plantear dejando claro al otro puntos de vista,sentimientos e ideas.
  • Dado que conocemos nuestra pareja adelantarnos a sus respuestas, tratando de ganar argumentos.
  • Analizar nuestra actitud hacia el problema de los celos. Es unilateral el problema o yo también hago padecer a mi pareja? En el caso que sea de ambos, realizar nuevos acuerdos que concedan los mismos derechos y libertades a ambos.
  • Mantenernos firmes en la expresión de nuestras necesidades y deseos.

Muchas veces en estas comunicaciones la persona mas débil se siente lastimada. Es necesario controlar los sentimientos mientras se dialoga para poder llegar a acuerdos.

Si nos dejamos invadir por la emoción ya sea por el amor que nos inspira aun nuestra pareja, la falta de comprensión o algún tipo de agresión, nos va a ser imposible continuar el diálogo y lograr el acuerdo que deseamos.

¿Porqué surgen los celos?

En todas las áreas de nuestras vidas intentamos que nada escape a nuestro control. Con las relaciones de pareja intentamos hacer lo mismo.

Así haga mucho tiempo que estás en una relación es posible ejercer control sobre tu pareja?

¿Podemos controlar los sentimientos de otra persona por más que sea tu marido o tu esposa hace mucho tiempo? Definitivamente no en podemos y menos mal que así es!

Tal vez es en las relaciones de pareja donde menos control sentimos y lo que nos genera más incertidumbre.

Esa incertidumbre puede generar distintos comportamientos, desde intentar complacer a nuestra pareja para que mantenerla a nuestro lado, o intentar controlarlo en el caso del celoso.

En el primer caso de alguna manera estamos mendigando amor por miedo y generamos relaciones de apego y dependencia.

En segundo caso, intentamos controlar a nuestra pareja muchas veces siendo celoso.

¿Confías en tu pareja?

Lo más seguro que tu respuesta sea que si.

¿Y si te pregunto has revisado alguna ves su celular? Sus redes?, has chequeado su cosas alguna vez?

Si tu respuesta es afirmativa, entonces no confías tanto.

El grado e intensidad de los celos importa. No es lo mismo si has tenido alguna de esas conductas o pensamientos alguna vez que si es algo cotidiano.

En caso de que veas que el problema no puedes superarlo por ti [email protected] y te está trayendo problemas en tu relación de pareja, ya seas tu el celoso o tu pareja, consulta un especialista.

EN EL GRADO MÁS EXTREMO ESTÁ LA CELOTIPIA

¿Te enojas si tu pareja sale con sus amigos? ¿Quieres saber en todo momento que es lo que hace? ¿Controlas lo que hace? ¿Le criticas e intentas cambiarle?

¿Alguna vez imaginaste o tuviste la convicción de que tu pareja puede estar siendo infiel sin prueba alguna y le achacas a tu pareja?

En este caso estamos ante una situación de celos enfermizos o lo que se denomina celotipia.

El celoso está seguro, convencido que sus celos son justificados. Es decir que la pareja lo engaña.

La celotipia es el grado más extremo en que los celos pueden manifestarse.

Según el DSM IV Manual de trastornos mentales define la celotipia como un trastorno delirante.

“Criterios para el diagnóstico de F22.0 Trastorno delirante [297.1] A. Ideas delirantes no extrañas (p. ej., que implican situaciones que ocurren en la vida real, como ser seguido, envenenado, infectado, amado a distancia o engañado por el cónyuge o amante, o tener una enfermedad) de por lo menos 1 mes de duración.Tipo celotípico: ideas delirantes de que el compañero sexual es infiel”

DSM IV pág 327

En el celoso patológico hay un extremo apego y dependencia afectiva proveniente de una baja autoestima, y de un miedo intenso al abandono y a la soledad.

Si quieres saber más acerca el origen de los celos haz click aquí,

INCERTIDUMBRE Y PAREJA

Por más control que intentemos ejercer, por más complaciente que seamos, nada nos va a brindar la certeza en una relación.

Tenemos que aprender a vivir con la incertidumbre siendo conscientes que tal vez nuestra pareja pueda alejarnos de nosotros en cualquier momento.

Si, te sonará duro pero así es. No existe ninguna garantía que tu pareja permanecerá a tu lado un mes, un año o varios años. Tal vez sea así o tal vez no.

La única certeza es que nuestra relación de pareja puede terminar.

Y si sos celoso es mucho más probable que así suceda. Pues generalmente el celoso con sus celos termina por agotar a su pareja y a la relación.

Por tanto lo único que puedes hacer es disfrutar de la relación sin apegos, mientras dure, siendo tu [email protected], tu mejor versión.

Solo situándote en el aquí y ahora, podrás vivir y disfrutar tu relación en este momento sin preocuparte por el futuro, ya que de todos modos escapa a lo que tu puedas controlar para mantener esa relación.

Ya que las relaciones son de dos personas y no dependen de ti, sino de ambos y de un tercer componente el vínculo generado entre ambos.

Generar un vínculo saludable, depende del valor y el respeto que te des a ti [email protected] y a tu pareja, sin apegos, ni controles, sin expectativas puestas en el otro ni en la relación.

Descodificate

Encuentra bienestar en tu vida cambiando tus emociones y pensamientos limitantes.

X

Acceder