CONFLICTOS DE PAREJA Y AUTOCONOCIMIENTO

Los conflictos de pareja son situaciones que ocupan gran parte de nuestro tiempo y energía. Los hay de diferentes formas de acuerdo al momento que está atravesando la pareja y de acuerdo a las personalidades de cada uno de sus miembros.

DEL ENAMORAMIENTO AL AMOR DE PAREJA

EL SURGIMIENTO DE CONFLICTOS DE PAREJA

El enamoramiento es la primer etapa que vive cada pareja. En este primer momento en que se dan los primeros pasos para establecer una relación el otro es visto casi perfecto. La relación es vivida con gran intensidad.

A partir de algunas características que puede gustarte en el enamoramiento se completa con otras que tienen que ver con la proyección. El enamorado expresa cosas tales como “somos iguales”, “parece que nos conocemos desde antes”, todo es perfecto.

Estas sensaciones están vinculadas al mecanismo de proyección. La proyección es un mecanismo mediante el cual se le atribuye a otro de forma inconsciente, emociones, cualidades admiradas, deseadas o sentimientos que son propios.

Es uno mismo proyectando en la otra persona todo aquello que quiero ver.

Concepto de proyección https://agapepsicoanalitico.files.wordpress.com/2013/07/diccionario-de-psicoanalisis-laplanche-y-pontalis.pdf pag 308

Este período dura entre 6 meses a un año, luego se termina el enamoramiento y se comienza a conocer a la otra persona tal cual es con sus defectos y virtudes.

En ocasiones se tiene la sensación de que no es lo mismo, que hay cosas que no me las había mostrado. En realidad es el enamorado que digamos “ ve lo que quiere ver” que son aspectos propios proyectados en el otro.

Es en este momento seguramente aparecerán los primeros conflictos en la pareja que si se logran resolver y aceptar darán paso al amor maduro.

CONFLICTOS DE PAREJA Y COMUNICACIÓN

Cuando la pareja ya se ha asentado uno de los principales problemas provienen de la comunicación. La comunicación entendida como un todo no solo lo que decimos, sino como lo decimos.

Ya desde las palabras la comunicación representa una complejidad importante. Siempre hay una interpretación del interlocutor de acuerdo a su historia y su sistema de creencias que puede no tener que ver con lo que realmente se quiso decir.

Por eso es importante intentar comprender lo que el otro nos expresa desde una actitud empática y analizar la situación de manera de encontrar soluciones consensuadas con nuestra pareja.

Todas las parejas tienen problemas de pareja, conflictos, algunos mas simples que tienen que ver con la cotidianeidad, con problemas de convivencia, otros más complejos.

Muchos tienen que ver con las características personales de cada uno de los miembros. Algunos se pueden resolver fácilmente cuando hay voluntad de las partes, cuando existe una buena comunicación.

La Pelea (Cortometraje)

Qué es una buena comunicación?

Todas las parejas o la mayoría intentan dialogar pero es realmente un diálogo o cada uno expresa y defiende su punto de vista?.

Una buena comunicación implica expresarse pero también escuchar. Escuchar desde un punto de vista activo intentando ponerse en el lugar del otro aunque no sea tarea fácil.

De esta forma ambos podrán intentar comprender el punto de vista del otro hasta poder llegar a un acuerdo saludable para las dos partes.

No se trata de culpabilizar al otro, o posicionarse en el lugar de victima. O tener una actitud intransigente donde el otro tenga que actuar conforme a mis expectativas.

Cómo evitar enojarme con mi pareja? Como evitar sentir dolor en ocasiones?

Nuestra pareja es un espejo, nos vemos reflejados en el otro, tal como desarrolló Carl Gustav Jung.

Desde su concepción toda emoción intensa por ejemplo cuando alguien nos irrita del otro como puede suceder en un problema de pareja, tiene mas que ver con uno mismo que con el otro. Esa otra persona está expresando nuestra sombra.

Es decir si me siento ofendido o enojada por dichos de la pareja tiene que ver con algo propio que no puedo reconocer, concepto de sombra de Jung.

«La figura de la sombra personifica todo lo que el sujeto no reconoce y lo que, sin embargo, una y otra vez le fuerza, directa o indirectamente, así por ejemplo, rasgos de carácter de valor inferior y demás tendencias irreconciliables». C. G. Jung, Bewusstsein, Unbewusstes und Individuation, Zentralblatt für Psychotherapie, 1939, pág. 265 y s
.

La Sombra es la parte inferior de la personalidad, la suma de todas las disposiciones psíquicas personales y colectivas que no son asumidas por la consciencia por su incompatibilidad con la personalidad que predomina en nuestra psique.

El otro, nuestra pareja, expresa lo que nosotros no podemos reconocer en nosotros mismos. Por ejemplo Si sentimos que nuestra pareja no nos respeta tal vez somos nosotros quienes no nos estamos respetando.

CUANDO EL CONFLICTO SURGE DE DIFERENCIAS EN LA FORMA DE SER Y ACTUAR

Algunos problemas de pareja surgen porque existen determinadas formas de ser de la otra parte que no nos agradan. O también puede ocurrir que la pareja no cumple con mis expectativas.

Por ejemplo en ocasiones se necesita de la pareja que sea más atento, más cariñoso, que valore o que tenga determinadas actitudes cotidianas.

Y caemos en la exigencia, exigimos a nuestra pareja determinadas actitudes o comportamientos porque “necesitamos” que así sea.

Cabe destacar que desde la exigencia no vamos no vamos a lograr el cambio esperado y muchos menos evitar conflictos de pareja .

Apenas podríamos sugerir esos cambios y siempre va a estar en la otra persona si realmente siente el deseo de llevarlo a cabo.

Por otro lado, en este punto cabe cuestionarnos si realmente la pareja está para cumplir nuestras necesidades. O tal vez su manera de demostrar afecto o valorar son distintas a las que la otra parte requiere pero no quiere decir que no lo haga.

Y tal vez si sientes que tu pareja no te valora por ejemplo cabría detenerse y pensar si realmente te estás dando el valor que estás reclamando.

Si tu no te valoras no esperes que el otro lo haga. Si tu no te tratas con cariño tampoco puedes esperar que la otra persona actúe de esa manera contigo.

CAMBIA TU Y CAMBIARA LA DINÁMICA DE PAREJA

Para resolver conflictos de pareja no se trata de cambiar al otro sino mas bien cambiar uno mismo.

Este cambio en uno mismo traerá aparejado un cambio en la dinámica de pareja. Lo que uno hace incide en el otro miembro de la pareja.

De esta forma realizas un desplazamiento del problema, ya no se trata de cambiar al otro. No se trata ya de culpabilizar atu pareja de lo que “te hace” sino más bien asumir la responsabilidad de tus emociones.

No podemos intentar cambiar nuestra pareja a nuestro gusto, pues  no ser posible y sería sumamente aburrido. Lo único que podemos cambiar es a nosotros mismos.

Esto no significa que haya que tolerar cualquier cosa de la pareja con tal de permanecer en pareja.

MIEDO A “PERDER” LA PAREJA

Hay personas que toleran actitudes o conductas de la pareja con tal de no estar solos.

No se trata de ser complaciente a nuestra pareja. No se trata de estar en un estado de apego emocional sino ser uno mismo. S ser tolerante y ocuparse de uno mismo.

Sentirse bien con uno mismo y tener presente que el otro solo suma en tu vida. Tu puedes estar bien contigo mismo sin estar en pareja.

Los vínculos de pareja que se establecen desde el temor a la soledad difícilmente logren perdurar.

Tampoco perduran aquellos que funcionan desde la complacencia de uno de los miembros de la pareja.

El vínculo de pareja se construye desde la individualidad de cada uno de los miembros. Cada uno debería tener sus propios espacios. Donde se construya un vínculo tolerante sin pretender cambiar al otro, sino más bien de complementar. Donde haya libertad de expresión desde la empatía, sin exigencia ni pretender cambiar a la otra persona.

PROBLEMAS DE PAREJA DESENCADENANTES

Hay algunas situaciones que operan como situaciones desencadenantes de los conflictos de pareja.

  1. Cambios en la situación de alguno de los miembros ej cambios laborales
  2. Problemas económicos
  3. Problemas en relación a los hijos ej diferentes visiones en cuanto a la crianza
  4. Problemas vinculados a la familia de origen de los miembros de la pareja
  5. La jubilación
  6. El abandono de los hijos del hogar

Estos son puntos claves frecuentes que pueden dar origen a conflictos de pareja.

En casos de que no se puedan resolver los conflictos de pareja y aun así exista voluntad de las partes de permanecer juntos puede ser útil comenzar una terapia de pareja.

[Total:4    Promedio:5/5]
2018-07-19T03:41:38+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.