CELOTIPIA SINTOMAS Y TRATAMIENTO

La celotipia se vincula con la necesidad permanente de introducir un tercero en la relación de pareja, la mayoría de las veces fantaseado. Ese tercero es visto como rival sobre el cual se proyectan sentimientos negativos, resentimiento, generando una situación de competencia. Al celoso se le hace imposible controlar los celos,  reaccionando impulsivamente, en ocasiones con agresividad o ira.

Esta enfermedad hace que el celoso se mantenga alerta para desbaratar el supuesto engaño. Se mantiene en un estado de vigilancia constante que puede ir desde revisar las propiedades personales de la pareja, controlar llamadas telefónicas, sospechas ante una llegada tarde, ante un gesto o una mirada, visitas inesperadas generando a la vez a quien la padece, ira, enojo por el supuesto engaño y malestar en su pareja.

Su vida gira en torno a acusaciones, a generar pruebas de la supuesta infidelidad. Interpreta erróneamente hechos cotidianos para constatar y fundamentar sospechas

Que es la celotipia?

La celotipia es un trastorno del pensamiento (pobre control de los impulsos y falsas percepciones) y en ocasiones falsos recuerdos . Los celos enfermizos tiene su origen en la personalidad del celoso afectando la vida de su pareja con sospechas infundadas y controles. Cualquier situación puede infundir celos porque el celoso interpreta un hecho para generar celos y control en su pareja.

A modo de ejemplo. Supongamos que el celoso y su pareja van al cine.  De pronto cree que su pareja mira a alguien porque le gusto y su pareja ni siquiera lo hizo. O interpreta que su pareja usa una vestimenta determinada porque tiene algo con otra persona. Estos son únicamente dos ejemplos pero la lista podría continuar extensamente.

La celotipia es una pesadilla malsana para quien la sufre (víctima), que muchas veces termina alejandose del celoso (protagonista).

El alivio del malestar del celoso sólo se consigue con las conductas comprobatorias, como hacer preguntas inquisitivas a su pareja: ¿qué has hecho?, ¿con quién has estado?, ¿a quién les has llamado por teléfono?, ¿por qué te arreglas tanto?

Hay casos que los celos traspasan los límites. Además se manifiestan diferente en hombres y en mujeres. En el hombre se manifiestan en forma más agresiva que en la mujer. Las mujeres generalmente lo padecen en forma de: tristeza, angustia, autorreproches. Sienten culpa de la posible infidelidad de su pareja generando sentimientos de inseguridad y angustia ante la posible pérdida.

Cómo vive la situación el celoso?

El celoso vivencia una situación imaginaria como real, ya no es conciente de sus celos menos aún de cómo controlarlos. Su vida gira en torno a como encontrar “pruebas” de la supuesta infidelidad. Interpreta erróneamente hechos cotidianos para “constatar” y “fundamentar” sus sospechas. En este tipo de celos no existe una causa real motivadora de los celos, si hay permanentes sospechas hasta las más insospechas de una posible infidelidad, creencia totalmente irracional que puede llevar a reacciones negativas y a una pérdida de control.

Hay un trastorno del pensamiento, pobre control de los impulsos y puede haber falsas percepciones. En ocasiones también se producen falsos recuerdos.

No todo lo que percibe mediante sus sentidos es lo que el/ella cree que es. Sin entrar aquí en discusiones filosóficas que dejaremos para otro momento, en los celos enfermizos, el celoso siempre percibe e interpreta la realidad de una sola forma, como tema recurrente: el del posible engaño.

Esta creencia irracional puede presentarse de diferentes formas :

  • Celos pasionales
  • Celos obsesivos
  • Estado delirante (delirio de celos)

Celos pasionales.

Se caracterizan por ser celos continuos persistentes, que afloran en cualquier momento surgen de la inseguridad propia de perder a la pareja y de la envidia hacia otro real o fantaseado que pueda ocupar su lugar. La persona celosa se siente ansiosa, se siente menos que ese otro/a (baja autoestima). Esa ansiedad puede ser canalizada en conductas agresivas y a veces violentas.

Celos obsesivos.

Los celos se manifiestan por un pensamiento recurrente en torno a los celos en que el celoso manifiesta sus propias inseguridad. Requiere de tratamiento que apunte a trabajar la creencia falsa (los celos) a disminuir los niveles de ansiedad y a una mejora de la autoestima.

Celos delirantes.

En el caso del celoso delirante hay un trastorno de personalidad profundo cuyo tema gira en torno de celos. La idea delirante son los celos, es una pensamiento o creencia falsa pero que el celoso tiene absoluta certeza de ser engañado.

Dicha forma de experimentar celos, es propia de trastornos psicóticos paranoia o algunas formas paranoides de esquizofrenia o en ocasiones a causa de consumo de alcohol o drogas. En estos casos es absolutamente necesario la consulta y tratamiento psiquiátrico y psicológico. Pueden ser violentos y pone en riesgo a la persona objeto de sus celos.

En casos de celos enfermizos es absolutamente necesaria la consulta profesional

[Total:1    Promedio:5/5]
2018-05-06T00:40:47+00:00

Deje su comentario