fbpx

Vive tu vida como desees vivirla!

TERRORES NOCTURNOS

¿Tienes una consulta? Contáctame a [email protected]

E

ntre los 3 y 5 años, el sueño del niño es normal aunque hay niños que siguen experimentando trastornos en el sueño. Entre los 2 y 2 años y medio los niños experimentan lo que llamamos terrores nocturnos, miedo a la oscuridad y a estar solos, generalmente piden dejar la luz encendida la presencia de la madre los tranquiliza.

Cuando ceden los terrores nocturnos, el miedo a la oscuridad cerca de los 3 años el niño comienza a experimentar otro tipo de miedos, a los animales. Es importante acompañar al niño hasta que vuelva a conciliar el sueño, eso lo tranquiliza. Las pesadillas y los terrores nocturnos se producen en niños inseguros, ansiosos, o preocupados. Son reacciones de miedo que comienzan a los tres años de edad.

Las causas psicológicas de los terrores nocturnos pueden ser sobreexcitación, miedo y ansiedad. Hay factores que operan en favor de la aparición de pesadillas y terrores nocturnos como ser: situaciones amenazantes para el niño tanto en el hogar como en la escuela, quizás una reprimenda en exceso. También los programas televisivos violentos o agresivos pueden causar pesadillas y terrores nocturnos.

Es importante transmitirle al niño seguridad, acompañarlo hasta que vuelva a dormir. Generalmente el niño no puede explicar su pesadilla, pero la presencia del adulto lo tranquiliza. No es aconsejable sobreproteger al niño dejando que el chico deje su cama y duerma en la de sus padres. Este comportamiento estimula conductas de etapas evolutivas que el niño ya ha transitado y superado.

Muchas veces la actitud “caprichosa” de los niños hace que muchos padres utilicen “algunos recursos” para mejorar su conducta. Este recurso son los “personajes inventados” que transmiten temor como ser: el cuco, el viejo malo, el hombre de la bolsa, etc. Muchas veces el niño no demuestra temor a estos personajes durante el día, incluso puede llegar a desafiar al personaje, pero si lo siente en la noche y experimentar terrores nocturnos.

Si el niño experimenta terrores nocturnos, temores en exceso, es conveniente consultar. También es importante analizar toda la conducta del niño si no ha presentado dificultades en el control de esfínteres, si tiene dificultad en la puesta de los límites, dificultades de aprendizaje, etc.

Los terrores nocturnos tienen otras características que las pesadillas, ocurren en niños entre 3 y 12 años, generalmente el niño vive la situación como real, se muestra alterado incluso puede gritar. Es importante tranquilizar al niño y que vaya adquiriendo conciencia lentamente. Si los terrores nocturnos ocurren esporádicamente puede tener que ver con un hecho angustiante del día, sin embargo, si suceden en forma recurrente es conveniente consultar

Escuchemos al niño, hablemos de sus temores, no utilicemos expresiones tales como “ya sos grande no puedes tener miedo”, siempre se puede tener miedo y siempre es mejor que el niño comparta sus miedos con sus padres, antes de que los experimente en soledad.

[Total:0    Promedio:0/5]
2018-04-17T21:12:38-03:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.