fbpx

Vive tu vida como desees vivirla!

¿PORQUE NO TENGO DINERO?

¿Tienes una consulta? Contáctame a [email protected]

LOS SECRETOS DE LA ABUNDANCIA.

Te sucede que no llegas a fin de mes? O quizás llegas pero “con lo justo”

Sucede que estás siempre postergando algo que deseas por que no te alcanza el dinero?

Sueles encontrar explicaciones a esta falta de dinero en el afuera? Ya sea en la economía, en las crisis, en las malas administraciones de los gobiernos de turno?

En este artículo vamos a abordar el tema desde otra perspectiva, no ya desde factores externos que nosotros no podemos cambiar, y que de alguna manera nos victimiza a la vez que nos hace quitarnos responsabilidad en esta situación.

Vamos a poner un ejemplo siempre en una crisis hay quienes les va bien a pesar de “estar en crisis” y esto a que se debe?

Cuando se instala la creencia de que “estamos en crisis”, parecería que “bajamos los brazos” y nuestra situación económica gira en torno a la crisis. Pero vamos un paso más ya que la prosperidad económica se relaciona directamente con nuestra abundancia personal.

Porqué establecemos está correspondencia? Porque cuando tenemos ciertas creencias que nos impiden ser abundantes, seguramente vivamos en la carencia.

Estas creencias nos lleva a “sobrevivir” o subsistir “controlando el gasto” y aún así nos llegamos a fin de mes. También nuestras actitudes y comportamientos se basan en esas creencias, solemos “hacer siempre lo mismo”, esperando distintos resultados, parafraseando a Einstein, y es una conducta frecuente en los seres humanos.

Las creencias son inconscientes, actúan en nosotros casi “sin darnos cuenta” las tomamos como verdades, sin cuestionarlas.

Hay creencias compartidas por la cultura tal como desarrollo Carl Gustav Jung que provienen de un inconsciente colectivo común a la humanidad.

Estas creencias adquieren la fuerza del colectivo al ser compartidas.

Existen creencias que se repiten a modo de ejemplo citaremos algunas.

  1. Solo trabajando mucho se puede obtener dinero. Generalmente las personas con prosperidad económica ganan mucho y hacen poco.
  2. El que hace mucho dinero, no lo ha hecho legalmente, ha engañado gente. Prefiero ser pobre pero honrado.
  3. Nunca es fácil. Bajo esta creencia parecería que no vale la pena intentarlo! Estas priorizando cualquier obstáculo que se te pueda presentar a los logros que puedas tener.
  4. En relación a la anterior. No puede ser tan fácil. Cuando emprendemos algo nuevo y nos aparecen obstáculos no valoramos esos pequeños logros que estamos teniendo, que son la base de los grandes logros.
  5. El dinero no trae la felicidad. Generalmente esta creencia proviene de priorizar otros aspectos en la vida salud, dinero, pareja, etc, y dejamos el tema económico para una última instancia.
  6. El dinero está para gastarlo. Esta creencia hace que en muchas ocasiones puedas gastar más de lo que te posees, puedes llegar al endeudamiento y te impide el ahorro. El dinero es cierto que esta para gastarlo, de forma prudente, también para ahorrarlo.
  7. Asociar el el ser rico con lo vanidoso, creído, poco humilde. Esta creencia está vinculada con las lealtades familiares. Seguramente proviene de tu familia y se ha trasmitido de generación en generación. Ser pobre y humilde te genera pertenencia a tu clan a la vez que te distancia de éxito económico.
  8. Difícilmente se puede hacer dinero en lo que a uno le gusta. Parecería ser que el deber y el placer están disociados. Y generalmente es cuando obtengo placer en lo que hago que obtengo los mayores beneficios económicos. Se cual sea el área en que uno se desempeñe. Durante mucho tiempo hubo profesiones sobre valoradas y otras por ejemplo las artísticas que se infra valoraron. Aun hoy día existe esta dicotomía. La realidad que sea cual sea el área en que uno se desempeñe si lo hace desde el disfrute y el placer siempre va a tener buenos beneficios.
  9. Cuanto más dinero tienes más te llega. Por tanto si no tienes demasiado difícilmente te llegará. Esta creencia si ya tienes dinero mantenerla pero que si estas en el proceso de ser abundante es una creencia limitante. Porque es uno quien crea las condiciones y genera su dinero utilizando el potencial que cada uno tiene.

HISTORIA FAMILIAR DEL DINERO

Así como nos afectan las creencias compartidas por la cultura que pueden estar limitando nuestro accionar, existen otras creencias, las creencias familiares.

Así como heredamos de nuestros ancestros parecidos físicos, heredamos también todo tipo de informaciones. Gran parte de nuestras creencias está vinculada también a las creencias familiares.

Cuando hay situaciones en la familia en que hubo pérdidas de dinero como puede ser fraudes, ruinas o que a causa del dinero hubo otras pérdidas, por ejemplo enemistades entre familiares, rupturas separaciones, muerte, etc.

Existen programas y patrones herdados generacionalmente.

Toda esas informaciones ya sea que las conozcas o que se hayan mantenido en secreto, inciden en tu relación con el dinero.

También informaciones que tienen que ver con el proyecto sentido y a las expectativas de los padres en el niño ya desde antes de nacer.

ABUNDANCIA Y AUTOESTIMA

La autoestima se encuentra también afectada por las creencias limitantes . No sentirse merecedor de ser abundante en cualquier aspecto de la vida y en la relación con el dinero. Creencias que provienen de nuestra historia.

Con frecuencia ocurre que de pequeño se reciben mensajes negativos ya sea padres o de otros adultos, que aunque tal vez tuvieron la intención de ser motivadores, lograron el efecto contrario .

Por ej. “nunca vas a tener nada”, “sos demasiado vago como para que te vaya bien”, “lo que haces no es inteligente”, “sino estudias juntarás papeles”, y otros muchos mensajes que algunos padres o adultos trasmiten a los niños, tal vez con intención de que el niño o adolescente se motiven pero resultan ser desalentadores, provocando un efecto negativo, que generalmente quedan grabados en el inconsciente del adulto como mensajes inhabilitantes.

Ya de adulto operan estos mensajes y la persona se siente no merecedor o incapaz de tener logros importantes.

Otro tipo de creencias puede provenir un complejo de edipo no resuelto.

Es decir el adulto no puede superar al padre del mismo sexo, si vamos a aspectos que vinculan la economía puede que inconscientemente no quiera superar al padre ganando más dinero.

CREENCIAS LIMITANTES, CONFLICTOS Y ABUNDANCIA.

Las creencias limitantes pueden estar operando de manera inconsciente haciendo que nuestra percepción de realidad se vea sesgada a las creencias que tenemos. Por ello, por ejemplo, si creo que es difícil ganar dinero, seguramente dicha creencia se corrobore en la realidad. Si creo que es difícil ganar dinero, seguramente obtendré mi dinero con lucha y sacrificio.

Para ser abundante tenemos que salir de nuestras creencias limitantes, cambiarlas, sentirnos merecedores.

Cuestionar nuestras creencias no es fácil porque las vivimos como verdades.

También nuestros conflictos personales ya sea vinculados a la autoestima, a nuestra historia de vida y nuestras primeras relaciones pueden estar incidiendo inconscientemente en nuestra abundancia.

QUE EMOCIÓN SE ESCONDE DEBAJO DE LAS COHERENCIAS LIMITANTES QUE NOS IMPIDEN CAMBIAR?

Si no estamos conformes con nuestra realidad, ya sea en nuestros trabajos, con nuestras relaciones, con nuestra economía, porque no cambiamos?

Nos cuesta salir de nuestra zona de confort, la cual conocemos de memoria de tanto repetirla, en la cual nos movemos como “peces en el agua”.

Salir de nuestra zona de confort, nos da miedo, ataca nuestra supervivencia, que pasa si dejo ese trabajo que tanto me asedia? Es allí que surge el miedo.

Seguramente responderíamos algo así como “me quedaré sin fuentes de ingresos,….. que tal si el cambio no es próspero como deseo”, “no es fácil en este momentos comenzar un emprendimiento” por ejemplo.

Entonces queremos un cambio pero el miedo nos limita, y nos mantiene en la zona de confort “infelices” pero “seguros”.

Ampliación zona de confort, creencias limitantes.

LA ABUNDANCIA

Cuando hablamos de abundancia no solo nos estamos refiriendo a la abundancia económica. Ser abundante es sentirnos plenos, en equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida ya sea en la salud, en las relaciones, en la pareja, en el aspecto económico, profesional, etc.

La abundancia no está en cuanto tenemos, sino en como disfrutamos lo que tenemos.

La abundancia está en nosotros mismos, en saber disfrutar del aquí y ahora, sin expectativas, sin generar dependencia ni con las cosas materiales ni con las personas, en sentirnos merecedores, abundantes, en disponer de nuestro tiempo, cuanto más libres nos sintamos más abundantes somos.

[Total:2    Promedio:5/5]
2019-03-08T15:23:15-03:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.