fbpx

Vive tu vida como desees vivirla!

PADRES PRIMERIZOS

¿Tienes una consulta? Contáctame a [email protected]

La llegada del niño a la familia es la situación más esperada por los padres, al tratarse de padres primerizos esta situación genera un cúmulos de emociones y expectativas ante la situación nueva. Luego de los 9 meses de gestación, los padres primerizos esperan el nacimiento de su hijo. El nacimiento, es una situación de felicidad para los integrantes de la pareja, pero también de reacomodación de toda la familia. Es una situación nueva (aún aunque no sea el primer hijo, más aún en el caso de los padres primerizos) que todos los miembros de la familia, padres y hermanos deberán reacomodarse.

La relación que establecen los padres primerizos con el hijo depende siempre de múltiples condicionantes que exceden los contenidos de esta comunicación, pero entre ellas podemos mencionar las circunstancias en que ese hijo llega a la familia, la historia de vida de cada uno de los integrantes, la planificación de ese hijo por la pareja de padres primerizos, el deseo de ambos padres puesto en la maternidad y la paternidad, sus expectativas, lo que ese hijo representa para la familia.

Los padres primerizos transitan una etapa única en su vida en la que experimentan nuevas sensaciones, fantasías, deseos y también temores. Esta reorganización de la vida de la pareja por la llegada del nuevo integrante produce un reacomodamiento en la familia donde el niño pasa a ser el centro de la vida de la pareja sobre todo en los primeros tiempos de vida. Si bien el niño es completamente dependiente de su madre, también empieza a ocupar un espacio importante en la vida del padre. Así comienza a adquirir una importancia fundamental la relación que han comenzado a gestar con su bebé, los intercambios entre los padres primerizos y el recién nacido, las vivencias de cada uno por separado en relación a su hijo y de ambos como pareja.

Estas primeras experiencias movilizan muchas emociones en los padres primerizos, deseos, fantasías pero también temores acerca de su nuevo rol. Incertidumbres normales en los padres primerizos, que dudan de sus capacidades como padres, se enfrentan a experiencias hasta ahora desconocidas, tienen dudas acerca del desarrollo normal de su hijo.

En la pareja de progenitores es importante la complementariedad de los roles en relación al crecimiento de su hijo así como el mantener un espacio necesario exclusivo para la pareja en el cual el niño queda excluido. Para el desarrollo normal del niño, en estas primeras etapas son importantes actitudes de sostén, de contención y también que los padres aprendan a “escuchar” las demandas del hijo, demandas no solo biológicas sino emocionales. No sabemos ser padres, pero si aprendemos.

El papel de la familia como medio socializador y de aprendizaje es por demás importante para el niño, es allí donde comienza su historia de aprendizajes que inciden en su desarrollo y crecimiento.

 

[Total:0    Promedio:0/5]
2018-03-16T10:01:26-03:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.