Ampliar la conciencia es como preparar un buen plato de comida

Al graduarme de la facultad conseguí un par de pacientes.

No era suficiente para vivir de la psicología que era lo que yo buscaba pero eran mis primeros pasos.

Sin embargo…

El horario de las consultas no me permitía tomar otro trabajo y con dos pacientes no se come.

No te voy a mentir…

Fue una época de mucho estrés, a veces me angustiaba la incertidumbre y pensaba en renunciar a mi sueño… pero había que perseguir ese sueño, así es la vida.

Así que puse un mini negocio de cocina.

Cobraba una mensualidad y le preparaba viandas de comidas a oficinistas.

Comida rica, nutritiva.

Mis clientes (los oficinistas) estaban muy contentos porque en la zona solo habían restaurantes de comida rápida y como uno de ellos decía “Comer seguido en los mc bares patea el hígado, GRACIAS”.

Cuestión.

Una chica amorosa me ayudaba en la cocina. Era de esas personas que siempre dicen que si con una sonrisa, servicial, bien dispuesta.

Los martes y jueves ella venía a casa a las 10 y empezaba.

Estaba sola hasta las 13 porque al mediodía yo atendía a uno de mis pacientes para después volver a los apuros y corridas a terminar las viandas con Eli.

Todo iba bastante bien hasta que…

Llego un día y me encuentro la mayoría de las viandas sin preparar.

Eli roja, nerviosa, dando su mejor esfuerzo.

Un oficinista complicado la llamo para decirle que quería una comida que no se repartía ese día.

Eli lo manejó como pudo… pero se retrasó todo.

Y esta situación se volvió a repetir 2 veces más. La última vez un paciente había cancelado su consulta y yo estaba en la cocina con las viandas.

Así que atendí al “oficinista difícil”.

Ni recuerdo que exigencias tuvo solo recuerdo que era muy prepotente.

Uff sentí muchos nervios, los pelos de los brazos se me erizaron, sentía hormigueo en el estómago y los ojos se me humedecieron del enfado que me provocó.

Me daba miedo responder y que me temblara la voz…

Por suerte pude mantener la compostura y respondí algo así:

“Si quiere le devolvemos su dinero porque para que la comida esté rica y haga bien hay que prepararla. Y eso… lleva un proceso”.

Del otro lado escuché una tremenda carcajada…

Se ve que la respuesta le gustó porque fue el único cliente que tuve fijo hasta el día que cerré ese mini negocio de cocina.

¿A qué viene todo esto?

A que ampliar nuestra conciencia es como preparar comida, lleva un proceso.

Muchos de los miembros de Piscosesion se suscriben para hacer el programa “descodifica tu mundo interior” (eje principal de la plataforma).

Ese programa me llena de orgullo y felicidad.

Me llevó 20 años diseñarlo, lo testeé en terapia con pacientes y en consulta con clientes en múltiples ocasiones…

Es práctico, no requiere una gran inversión de tiempo y FUNCIONA.

Pero lleva un proceso….

Y estamos en la época del “DAME TODO YA”

Hay gente que se inscribe, intenta “negociar “con prepotencia para que publiquemos todas las lecciones y luego abandona la plataforma…

Enfadadas, porque no lo hago.

No entienden que hay que dedicarle su tiempo y su espacio.

Por eso los ejercicios se publican semanalmente.

Pero quieren todo ya… ¿Será que no lo entienden o que aún no están listas?

No lo sé… pero siempre estarán las puertas abiertas.

A no ser que sean prepotentes…

No soporto a la gente prepotente

En fin…

Si tú te sientes preparada y deseas ampliar tu consciencia conectando con tus emociones, pensamientos y programas eres bienvenida.

Inscríbete en Descodifica tu mundo interior y comienza este nuevo camino de crecimiento.

Lilian

¿Ataques de pánico?

Todos los días envío un correo con consejos para lidiar con la ansiedad

Es GRATIS y podes darte de baja cuando quieras.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
X

Acceder