fbpx

Vive tu vida como desees vivirla!

Mejora YA tu memoria y TUS calificaciones.

Estamos celebrando el estreno de “memoria funcional”, un curso para explotar todo el potencial de tu memoria.

Lilian (directora de Psicosesion) me pidió que enseñara a potenciar la memoria de manera funcional. Y por funcional se refería a que sea útil en nuestro día a día, para estudiar, socializar, y ser productivos. Por ello voy a estar escribiendo una serie de artículos que se centrará en cada uno de esos aspectos.

En el día de hoy voy a contarte como con las técnicas adecuadas puedes aumentar geométricamente tu rendimiento académico. Y no solo conseguirás notas excelentes sino que el conocimiento formará parte de tu cultura.

Olvidamos como usar nuestra memoria.

Muchas personas suelen creer que tienen una mala memoria. Sin embargo, exceptuando el caso de patologías, esto no es cierto.

Nuestra memoria ha evolucionado durante millones de años para que recordemos acontecimientos vivenciales. Ante todo se adaptó para que sobrevivamos: que plantas eran comestibles y cuales venenosas, que animales eran peligrosos, que zonas y caminos eran seguros, etc…

Pero junto al advenimiento del lenguaje y nuestra mente racional desarrollamos una voz interna. En efecto, intentamos “recordar” con palabras en lugar de utilizar la memoria que evolucionó por millones de años. Y por si eso fuera poco también comenzó a popular el conocimiento abstracto.

Puedes repetir con tu voz interior millones de veces algo que quieres recordar pero tu memoria “habla” otro lenguaje. También puedes intentar memorizar conceptos abstractos pero tu memoria no puede “vivenciarlos”.

Por suerte desde la Grecia antigua se han desarrollado sistemas de memorización. Son técnicas y métodos que te permiten “codificar” la información que desees para que tu memoria “vivencial” lo almacene.

Con ellas podemos guardar cualquier información, de una sola vez, durante el tiempo que queramos. Lo sé, parece magia, pero es real. Y el hecho de poder almacenar fácilmente números, fechas, términos… lo que sea, hace que sean geniales para estudiar.

La memoria y el estudio.

Hoy en día se sabe que el bajo rendimiento académico proviene de la carencia de técnicas de estudio. Y entre esas técnicas las mas importantes son las de memorización (aunque no son las únicas).

¿No te pasa que a la semana de dar una prueba olvidas casi todo lo estudiado?. Aunque no lo creas desde el siglo 19 se sabe de manera empírica que eso te ocurrirá.

Herman Ebbinhous comprobó que olvidarás el 50% de lo que estudies al día siguiente y 80% a la semana. Y olvidar algo que tanto cuesta recordar desmotiva. De hecho investigaciones demuestran que este proceso genera ansiedad y perjudica la autoestima.

Pero además muchas personas se saltean la etapa de comprensión para dedicar tiempo a lo que mas les cuesta: “memorizar”.

En cambio, retener con facilidad brinda tranquilidad, tiempo para entender el material, buenas notas y un incremento en la autoestima. Además de incrementar tu tiempo libre y paz mental.

¿Comprendes el diferencial de obtener una memoria funcional?. Te dejo una demostración que hemos grabado para el curso.

Las técnicas de comprensión en el estudio.

La comprensión es el otro factor súper importante en el aprendizaje. Si tu recuerdas algo pero no lo entiendes es información que no podrás utilizar en tu vida.

Hay 3 aspectos que son fundamentales para la comprensión: la atención, el interés y la concentración. Y estos aspectos requieren que te focalices completamente en lo que estudias.

Sin embargo, por cuestiones evolutivas nuestra mente tiene problemas para hacerlo. Hace millones de años era necesario estar atentos a todas las variables del entorno para sobrevivir. Nuestros antepasados no podían darse el lujo de centrarse por mucho tiempo en una única cosa.

En realidad lo que hacemos es cambiar la atención de una cosa a la otra dividiéndola. Este proceso es lo suficientemente bueno para sobrevivir a amenazas pero malísimo para aprender. Al punto muerto en esas divisiones de atención se le llama “parpadeo atencional”. Y durante ese parpadeo atencional directamente no registramos nada de información.

¿No te ha pasado que mientras lees piensas en otras cosas? ¿A que cuando te das cuenta de que no estás comprendiendo lo que lees te olvidas lo que estabas pensando?.

Las buenas técnicas de comprensión evitan que nuestro cerebro se estrese y busque liberar tensión distrayéndonos. Mecanismo que utiliza para dividir tu atención con el entorno. A grandes rasgos se deben cumplir con 3 características:

  • Tiempos: Ya que focalizar nuestra atención es costoso deben gestionar los tiempos de estudio. Y es que si en lugar de prestar atención por mucho tiempo lo hacemos en intervalos, evitamos acumular tensión.
  • Procesamiento: Procesar la información para entenderla es la clave. Una cosa es interpretarla y recordarla, otra es procesarla y comprenderla.
  • Hábito: Debe generar buenos hábitos de estudio. Cuando nos sintamos bien con nuestros logros nos motivará a continuar. Y es que una de las claves de generar buenos hábitos es el estímulo a mantenerlos.

Una memoria funcional para el estudio.

Como decía al principio estrenamos el curso “memoria funcional”. En él no solo te enseñaré como desarrollar una memoria extraordinaria sino técnicas de estudio. Y aunque no es un curso orientado exclusivamente a lo académico es una de las áreas que hemos focalizado.

Por ello además de excelentes técnicas de memorización verás métodos de gestión de tiempo, técnicas de comprensión, y consejos para generar buenos hábitos de estudio. Además todas las técnicas podrás aplicarlas casi al instante de haberlas aprendido.

Así que te invito a que veas las demostraciones de las proezas que podrás conseguir y te inscribas.

[Total:2    Promedio:5/5]
2019-07-22T08:07:34-03:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.